miércoles, 30 de abril de 2014

Paquetitos de acelgas con arroz integral, verduritas y setas

A quién le resultan poco atractivas las acelgas? Seguro que habrá más de uno detrás de la pantalla que se sienta aludido ante esta pregunta. Pues eso se acabó, porque con estos paquetitos rellenos la cosa cambia, y mucho.
 
A mi por lo contrario, me encanta todo tipo de verdura, incluido las acelgas. Me las como simplemente cocidas y aliñadas con un chorrito de aceite y soy la más feliz del mundo. Pero claro, puestos a elegir, esta opción es mucho más divertida, incluso para sorprender en una comida con invitados.
 
 

 
 
 
 
Ingredientes
 
4 hojas de acelgas grandes (sin penca)
400 gr de arroz integral Bio
2 chalotas
2 dientes de ajo + 1 para el arroz
1 zanahoria
1/2 pimiento rojo
8-10 judías verdes (según tamaño)
5-6 gírgolas (según tamaño)
1 hoja de laurel
 
 
 
Preparación
 
Empezamos cociendo el arroz en abundante agua salada junto con un ajo pelado y la hoja de laurel, durante 35 minutos. Colamos y reservamos.
 
Mientras, limpiamos bien las hojas de las acelgas y las escaldamos durante 1 minuto en agua hirviendo con cuidado al manipularlas de no romperlas.  Mejor escaldarlas de una en una. Las escurrimos y dejamos sobre papel absorbente para que escurran bien el agua. Es importante no cocerlas demasiado, son frágiles y se rompen con facilidad. Procedemos del mismo modo con el resto de hojas. Reservamos.
 
A parte, salteamos los dientes de ajo picados y una vez dorados añadimos las chalotas picadas en brumoise. Agregamos la zanahoria, el pimiento y las judías también picadas finamente. A media cocción, añadimos las gírgolas lavadas y cortadas a cuadraditos pequeños. Salpimentamos y salteamos todo junto hasta que estén todos los ingredientes al dente.
 
En la misma sartén, incorporamos el arroz cocido y salteamos junto con las verduras unos minutos.
 
Para formar los paquetes, disponemos una hoja de acelga estirada, cortamos la penca (la reservamos para otra receta) y en el centro formamos un montoncito de arroz. Cerramos los paquetes por los laterales y enrollamos de manera que el arroz quede recubierto con la acelga. 
 
Servimos los paquetitos acompañados de salsa de tomate.
 
 
NOTA: es importante que las hojas de acelga sean grandes para poder formar los paquetes. Normalmente en las fruterías suelen ser pequeñas y no es fácil encontrarlas tan grandes. En esta ocasión son del huerto de un familiar.
Las pencas, no se tiran, las reservamos para otra receta o para comerlas simplemente cocidas.
Es importante manipular las acelgas con delicadeza para evitar roturas.
El arroz integral al llevar la cáscara del cereal, su cocción es más larga que del arroz normal, aumentando hasta 35-40 minutos (según gustos)
 
 
 











.

lunes, 28 de abril de 2014

Ensalada templada de primavera con guisantes, huevo poché, bacalao y vinagreta de frambuesa

Desde hoy abrimos la veda a las ensaladas de temporada. Aunque comemos ensaladas durante todo el año, con la llegada del buen tiempo apetecen mucho más (por lo menos a mi) y mucho más si las combinamos con ingredientes de temporada como es el caso de los guisantes, los ajetes y los trigueros.
 
Lo bueno de las ensaladas es que admiten mil y una combinaciones, ya no solamente existen las ensaladas verdes de lechuga, tomate y zanahoria. Y sino, mirad la que propongo a continuación, vistosa y original donde las haya.
 
 



Ingredientes

1,5 kg de guisantes frescos (limpios sin las vainas pesarán 500 gr aprox.)
8 espárragos trigueros
8 ajetes o ajos tiernos
3 rábanos
4 huevos
100 gr de migas de bacalao desalado
Vinagreta de frambuesa Lidl Deluxe


Preparación

Desgranamos con paciencia los guisantes y los escaldamos en agua hirviendo durante dos minutos. Preparamos un bol con agua y hielo y cuando pase el tiempo de cocción, retiramos los guisantes al agua fría, para cortar la cocción y mantener el color verde intenso. Reservamos.
 
Procedemos del mismo modo con los espárragos trigueros. Primero les retiramos la parte dura del tallo, los lavamos y los escaldamos de igual manera. Reservamos.
 
Cortamos la parte terrosa de los ajetes, los disponemos en una sartén cubiertos con agua y los cocinamos hasta que estén al dente. Retiramos el agua, los salpimentamos, le añadimos un chorrito de aceite y los salteamos hasta que doren ligeramente. Reservamos calientes.
 
Para los huevos, forramos un bol pequeño con film y cascamos el huevo con cuidado de no romperlo. Cerramos el film con un nudo en forma de atillo y lo escaldamos en un cazo con agua a punto de hervir durante 3 minutos o hasta que la clara se vea cuajada (no debe hervir demasiado, debemos mantener a fuego medio-alto sin dejar que rompa a hervir) Retiramos el film con cuidado de no romper el huevo.
 
Para emplatar, disponemos los guisantes en el centro del plato o teja. Colocamos los espárragos y los ajetes, junto con los rábanos cortados en láminas finas y el bacalao desmigado. Coronamos con el huevo poché, añadimos un poco de sal y la vinagreta de frambuesa.
 
 
NOTA: si por mi fuera me comería los guisantes crudos a puñados como las pipas, en su punto óptimo son crujientes y dulces. Me encanta cuando al masticar explotan en boca. Si me descuido me quedo sin para la ensalada jeje.
 
Si son pequeños no hace falta escaldarlos, aunque va a gustos, yo seleccioné los más grandes para escaldar, los demás fueron en crudo.
 
 
 
 
 

 
 
 
 



.

miércoles, 16 de abril de 2014

Torrijas al aroma de azahar y canela

No podía dejar pasar la Semana Santa sin publicar unos de los dulces más tradicionales de estas fechas, las torrijas. Aunque en el título podáis leer al aroma de azahar y canela, no deja de ser la receta tradicional, lo que siempre queda bien alargar el título para hacerlo más llamativo, no os parece?
 
Hay varias recetas de torrijas utilizando diferentes tipos de pan, yo he optado por el pan de barra que utilizamos a diario, ni brioches, ni pan especial para torrijas. Así es una manera de aprovecharlo.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
1 barra de pan sentado (del día anterior)
750 ml de leche aprox. (dependerá de la cantidad que absorba el pan si está más o menos seco)
1 rama de canela
2 cucharadas de aroma de azahar
3 cucharadas de azúcar
2 huevos
Piel de una naranja
Aceite de oliva suave
 
Azúcar y canela molida para espolvorear
Kumquats para decorar (opcional)
 
 
Preparación
 
Empezamos infusionando la leche. Para ello vertemos la leche en un cazo junto con el azúcar, la rama de canela, el aroma de azahar y la piel de naranja, sin la parte blanca para no amargar. Calentamos hasta que rompa a hervir y bajamos a fuego lento, dejamos cocer durante unos minutos. Retiramos y dejamos entibiar.
 
Mientras, cortamos el pan en rebanadas de unos 2 cm. aprox. al bies (estéticamente queda más bonito, opcional) Lo disponemos en una bandeja y vamos vertiendo la leche poco a poco hasta que el pan la absorba por todos los lados.
 
Con cuidado de no romper el pan, lo pasamos por el huevo batido y lo freímos en abundante aceite caliente hasta dorar.
 
Retiramos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y lo rebozamos en una mezcla de azúcar y canela, al gusto.
 
 











.

lunes, 14 de abril de 2014

Potaje de vigilia con albóndigas de bacalao

Siguiendo las tradiciones durante la Semana Santa vamos a tener recetas típicas de estos días festivos por doquier.  Este plato contundente se suele comer el viernes santo después del ayuno y guardando la tradición de no comer carne durante la Cuaresma.
 
La receta de este potaje de vigilia ha ido pasando de generaciones en generaciones en mi familia, hasta llegar a mis manos.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
250 gr de alubias
250 gr de garbanzos
1 cabeza de ajo
1 cebolla
1 tomate
1 pimiento seco o ñora
4 patatas
2 hojas de laurel
1 rama de perejil fresco
Unas hebras de azafrán
4 o 5 pimientas en grano
1 trozo de bacalao desalado
 
Para las albóndigas de bacalao
300 gr de bacalao desalado
2 dientes de ajo
1 huevo
Miga de pan
Leche
Perejil picado
Harina para rebozar
 
 
Preparación
 
Si el bacalao es en salazón debemos desalarlo unas 48 horas antes de su utilización. Lo metemos en un bol y lo cubrimos completamente con agua fría, dejamos en la nevera. Cambiamos de 3 a 4 veces el agua, cada 12 horas aprox. Reservamos.
 
De víspera, dejamos las legumbres en remojo, en una olla y con agua a temperatura ambiente hasta cubrir. Durante este paso, las legumbres aumentarán de tamaño facilitando así su cocción.
 
En una olla, ponemos un chorro de aceite y sofreímos la cebolla cortada en brumoise. Cuando esté dorada, añadimos el tomate rallado junto con la cabeza de ajos, la pimienta y el laurel y sofreímos unos minutos. Cubrimos con agua hasta que cubra todo el potaje y añadimos las legumbres. Cuando empiece a hervir, agregamos el pimiento seco junto con el perejil, el azafrán y el trozo de bacalao. No añadimos sal puesto que el bacalao al ser desalado ya le aportará el salazón suficiente, siempre se puede rectificar.
 
Dejamos cocer durante unas 2 horas aprox. a fuego medio-fuerte hasta que las legumbres estén tiernas pero enteras.
 
En ese momento añadimos las patatas cortadas en cachelos, es decir, las cascamos para que al cocer vaya eliminando el almidón y ayude a engordar el caldo.
 
Cocemos hasta que las patatas estén tiernas y el potaje quede bien trabado.
 
Para las albóndigas, desmigamos el bacalao y añadimos el ajo y el perejil bien picado, la miga de pan empapada en leche y escurrida y el huevo. Mezclamos todos los ingredientes hasta integrar. Hacemos las bolas a modo de albóndiga, las rebozamos en harina y las freímos en aceite bien caliente.
 
Retiramos sobre papel absorbente y añadimos al potaje en el último hervor. Apagamos el fuego y dejamos reposar para que todos los sabores se asienten.
 
 
NOTA: también podemos utilizar bacalao desalado al punto de sal, en este caso, no será necesario desalarlo con antelación. El resto del proceso será el mismo.
 
 


 
 







.

lunes, 7 de abril de 2014

Pastelitos de limón


Porque la primavera es alegría y hay que celebrarla dándonos el gusto con algo dulce, como estos pastelitos de limón. Que a parte de ser deliciosos, nos dan ese toque refrescante a cítricos. A que apetece?
 
Parece ser que la meteorología nos ha dado una tregua, a ver cuanto nos dura.
 
 
Receta de la revista Lecturas Postres
  
 
 
 
Ingredientes
 
250 gr de yogur de limón (2 yogures de 125 gr.)
250 gr de yogur griego (2 yogures de 125 gr.)
5 huevos
130 gr de azúcar
70 gr de harina
Zumo y ralladura de 1/2 limón
2 cucharadas de lemon curd
1/2 cucharadita de levadura
 
 
Preparación
 
Cascamos los huevos y separamos las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve en la thermomix velocidad 3, con la mariposa. Reservamos.
 
Batimos las yemas junto con el azúcar en la thermomix con la mariposa velocidad 3 hasta blanquear, añadimos los yogures, el zumo y la ralladura de limón. Agregamos el lemon curd y programamos 20 segundos a velocidad 2. A continuación, añadimos la harina tamizada y la levadura, mezclamos a la misma velocidad durante 20 segundo más.
 
Retiramos la mezcla a un bol y agregamos las claras montadas, mezclamos con movimientos envolventes para que no se baje la mezcla.
 
Pincelamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con harina, retirando el sobrante. Vertemos la mezcla en el molde y horneamos a 160º durante una hora.
 
Dejamos enfriar antes de cortar en porciones para servirlo.
 
 
NOTA: se puede elaborar igualmente sin la TMX o sin otro robot. Tan sólo es necesario mezclar con unas varillas y el resultado será el mismo.
 
 
 












.

jueves, 3 de abril de 2014

Natillas de galleta caramelizada

Qué hacer con las yemas que nos ha sobrado al usar en otra preparación solamente las claras? Pues lo más acertado es visitar el blog de Neus y seguro que encontrareis un rico postre cremoso con el que poderos deleitar.
 
Es el caso de estas deliciosas natillas que si de por si ya están buenas, enriquecidas con galletas ya es lo más.
 

  
 
 
 
Ingredientes
 
12 galletas caramelizadas Lotus
500 ml de leche
2 yemas
2 cucharadas de leche condensada o 50 gr de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
 
 
Preparación
 
Thermomix
Pulverizamos las galletas en la Thermomix a velocidad 10 hasta que estén totalmente trituradas.
 
Añadimos el resto de ingredientes en el vaso con la mariposa y programamos 6 minutos a 100º y velocidad 3.
 
Sin Thermomix
Metemos las galletas en una bolsa y trituramos pasando un rodillo por encima.
En un cazo, vertemos todos los ingredientes y cocemos a fuego medio. Movemos con las varillas continuamente para evitar que se pegue. Dejamos cocer hasta que espese ligeramente.
 
Repartimos las natillas en los cuencos individuales y dejamos reposar en la nevera hasta que acaben de cuajar.
 
Servimos con galletas troceadas, opcional.
 
 
NOTA: se puede emplear cualquier galleta al gusto, yo he elegido las galletas caramelizadas con sabor a speculoos.
 
 
 











.

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18