miércoles, 30 de septiembre de 2015

Pollo rustido a la cerveza negra con setas de temporada

Entrado ya el otoño vamos a disfrutar de un plato muy de temporada, de esos que se preparan a fuego lento y mientras se van cocinando van desprendiendo esos olores que impregnan toda la casa haciendo hogar. Son de esas recetas de toda la vida que se solían hacer los domingos para toda la familia. Pues bien, vamos a disfrutar de todo el proceso, desde la elección de los mejores ingredientes pasando por su pausada elaboración hasta que llega a la mesa.
 
En este caso vamos a utilizar una cazuela apta para el horno puesto que la primera parte de la receta la haremos en el fuego y la acabaremos en el horno. Puede ser una cazuela de hierro fundido, de barro o bien una cocotte. Yo hasta que no consiga la ansiada cocotte me conformo con una cazuela más sencilla de hierro.
 

 
 
 
 
Ingredientes
 
1 pollo cortado a trozos
2 tomates
1 cebolla
4 dientes de ajo
1 guindilla
1 hoja de laurel
1 rama de romero fresco
300 ml de cerveza negra
250 ml de caldo de pollo
Setas variadas (rovellons o níscalos, llanegues, camagrocs, cuadras...)
Mezcla de pimientas
Sal
Aceite
 
 
Preparación
 
Picamos en brumoise los dientes de ajo y los sofreímos junto con la guindilla en una cazuela apta para el horno con un chorrito de aceite. Cuando tomen color, añadimos tanto la cebolla como los tomates cortados en trozos medianos, la hoja de laurel y el romero. Pochamos las verduras e incorporamos el pollo previamente salpimentado. Vamos dándole vueltas para que dore por todos lados por igual y selle la carne. A continuación, añadimos la cerveza y el caldo. Rectificamos de sal.
 
Bajamos a fuego medio y dejamos cocinar durante 1 hora aproximadamente tapado. En este momento añadimos las setas limpias y cortadas en trozos medianos. Mezclamos con el pollo y seguimos la cocción en el horno a 200ºC durante unos 30 minutos más, para que se acaben de hacer las setas y el pollo se dore.
 
Servimos el pollo con las setas y salseamos con la reducción del sofrito.
 
 
NOTA: las setas son recolectadas en el bosque por nosotros pero se pueden hacer igualmente con setas de cultivo, al gusto.
 
 






.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Pan de molde espiral con moras

Da gusto poder hacer pan casero en casa!! y para dar la bienvenida al otoño que mejor que encender el horno, amasar durante un rato y más tarde disfrutar de este delicioso pan con moras.
 
Hace unas semanas fuimos a buscar moras silvestres y no se nos dio mal. Con una parte de ellas hice mermelada, otras las empleé para decorar unas tartaletas y con el resto este pan de Iban Yarza. Digo yo que están bien aprovechadas, no?
 
Con las dos masas bicolor formamos un pan que al cortar se diferencian formando un espectacular espiral.
 
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
300 gr de harina de fuerza
85-90 gr de leche
85-90 gr de licuado de moras
30 gr de mantequilla
15 gr de azúcar
6 gr de sal
6 g de levadura fresca
 
 
En primer lugar lavamos las moras y las depositamos en el vaso y trituramos bien hasta que estén licuadas. Las colamos para eliminar las semillas y reservamos.
 
En este caso haremos dos masas por separado, dividiendo los ingredientes en dos, en la primera emplearemos la leche como líquido y en la segunda el licuado de moras. El procedimiento a seguir será el mismo, sólo cambia el líquido.
 
Para la masa de molde normal, separamos la mitad de los ingredientes y los mezclamos en un bol hasta obtener una masa completamente homogénea y dejamos reposar tapada unos 10 minutos. A la hora de añadir la leche mejor hacerlo poco a poco ya que puede variar un poco la cantidad según la humedad de a masa. Si está muy seca añadimos los 90 gr pero si por el contrario vemos que la masa está hidratada mejor añadir sólo los 85 gr.
 
Procedemos de igual manera para la masa de moras con el resto de ingredientes pero sustituyendo la leche por el licuado de moras.
 
Transcurrido el tiempo de reposo, trabajamos ambas masas por separado, sobre la mesa de trabajo plegándola y haciéndola rodar sobre si misma. Intentando no apretar demasiado la masa, cogemos un extremo de la misma y lo estiramos con suavidad, a continuación, la plegamos formando un paquete. La idea es estirarla y luego plegarla un tercio, estirar y plegar otro tercio girándola 90º y repetimos los pliegues. Repetimos este movimiento durante unos 5 minutos y dejamos reposar la masa tapada otros 10 minutos. Pasado este tiempo, repetimos la operación de amasado una vez más.
 
Después del amasado debemos tener una masa elástica y lisa. Si todavía se resiste, se puede repetir la operación una vez más.
 
Tapamos la masa y la dejamos fermentar durante una hora y media o dos hasta que doble su volumen y al presionar con un dedo deje una leva huella.
 
Disponemos las masas sobre la mesa de trabajo y las desgasificamos. Las estiramos hasta formar un rectángulo con cada una del mismo tamaño. Disponemos la masa de moras encima de la otra, plegamos los extremos derecho e izquierdo hacia dentro como si fueran solapas de un libro y enrollamos la masa formando una espiral. Plegamos enrollando y sellando la masa a cada vuelta con los pulgares hasta obtener un cilindro tensado.
 
Disponemos la masa en un molde previamente untado con esprai desmoldante y dejamos que fermente durante otras dos horas hasta que haya doblado con creces su volumen.
 
Pincelamos la superficie con leche y horneamos a 220ºC durante 35 minutos. Cuando queden 5 minutos para acabar el horneado, retiramos el pan del molde, con cuidado y seguimos horneando para que dore de forma homogénea.
 
Dejamos enfriar completamente antes de consumir.
 
 
NOTA: se puede hacer pan de molde normal o bicolor empleando otras frutas de temporada, al gusto, así como cereales, semillas o diferentes harinas integrales.
 
Se puede degustar en tostadas o si hacemos panecillos individuales para hamburguesas o hot dogs.
 
 
 
 









.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Tarta rústica de nectarinas

Esta tarta rústica con fruta es puro capricho y nunca mejor dicho porque mientras navegaba por la red me la encontré sin buscarla  y me encapriché locamente de ella. Mientras leía los ingredientes iba en busca de ellos para prepararla. En menos de una hora tenía la tarta lista para la merienda. Confieso que nunca he tardado tan poco tiempo en hacer alguna receta, fue sin pensar, sin más.
 
Eso me pasó visitando el blog de Tesa, que con esas fotos y sus palabras no pude reprimirme en hacerla. La he versionado ligeramente cambiando las ciruelas por nectarinas y añadiendo algunas especias para aromatizarla.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
100 gr de azúcar moreno + 2 cucharadas para espolvorear
115 gr de mantequilla
125 gr de harina
2 huevos
2 nectarinas
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de jengibre molido
1/2 cucharadita de nuez moscada
Zumo de medio limón
1 pizca de sal
 
 
Preparación
 
En un bol mezclamos la mantequilla en textura pomada junto con el azúcar con ayuda de unas varillas hasta conseguir una mezcla cremosa. A continuación, añadimos un huevo y seguimos mezclando, y añadimos el siguiente cuando el primero se haya incorporado.
 
A parte mezclamos la harina junto con las especias, la levadura y la sal. Incorporamos en tandas la harina a la mezcla anterior tamizándola previamente. Añadimos el zumo de limón y mezclamos todo bien.
 
Rociamos el molde con esprai desmoldante o en su defecto con una capa fina de mantequilla y harina. Vertemos la mezcla.
 
Cortamos las nectarinas (sin pelar) en gajos y os colocamos encima de la masa formando un abanico. Espolvoreamos con e resto del azúcar.
 
Horneamos a 180ºC durante 40 minutos. Pasado este tiempo, pinchamos con una brocheta y si sale limpia retiramos del horno, sino dejamos unos minutos más.
 
Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de servir.
 
 
NOTA: se puede utilizar cualquier tipo de fruta según temporada y aromatizarla con las especias que más gusten.
 
 

 
 







.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Tartaletas y vasitos con crema de yogur y fruta de temporada

A veces lo bueno de las cosas está en la sencillez. En muchas ocasiones nos queremos complicar la existencia preparando postres super elaborados y con preparaciones muy largas y entretenidas pero no siempre lo sencillo es sinónimo de mediocridad. Y para muestra un botón, porque estas tartaletas muestran lo dicho anteriormente.
 
Y con la crema que me sobró preparé unos vasitos del mismo estilo. Además, las frutas de temporada son tan bellas y tan ricas que tenemos que aprovechar su corta estación.
 
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
250 gr de harina
50 gr de almendra molida
125 gr de mantequilla fría
2 yemas de huevo
Una pizca de sal
 
Para la crema
1 yogur griego
200 ml de nata (35% M.G)
125 gr de mascarpone
40 gr de azúcar
 
Higos
Uvas blancas y negras
Moras silvestres
 
Mermelada de moras para los vasitos
Menta fresca
 
 
Preparación
 
Empezamos por la masa quebrada para formar las tartaletas. Para ello, mezclamos la harina junto con la almendra molida y la pizca de sal. Añadimos la mantequilla fría en dados y la vamos trabajando con los dedos, integrándola a la harina de manera que ésta vaya cogiendo humedad y forme una mezcla arenosa y húmeda. A continuación, añadimos las yemas de huevo y mezclamos.
 
Disponemos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y la amasamos bien hasta obtener una masa tersa. Formamos una bola, la tapamos con film y dejamos reposar en la nevera durante 30 minutos.
 
Pasado este tiempo, estiramos la masa con el rodillo hasta 0,5 mm. Cortamos discos más grandes que el tamaño de las tartaletas y las forramos de manera que la masa se adapte a los moldes. Si se rompe un poco la masa, no importa, cogemos trocitos de masa y la vamos retocando para que quede uniforme. Dejamos enfriar en la nevera unos 10 minutos más. Es importante que la masa al introducirla en el horno esté bien fría, de otra manera encogerá.
 
Cortamos la masa sobrante pasando un rodillo por encima, pinchamos con un tenedor para que no suba la masa y horneamos a 180º durante 15 minutos hasta que las tartaletas estén crujientes y doradas. Dejamos enfriar sobre una rejilla.
 
Para la crema, mezclamos el mascarpone junto con el yogur y el azúcar hasta conseguir una crema homogénea. Montamos la nata en la thermomix con la mariposa hasta que esté completamente montada. Incorporamos la nata en varias veces a la crema anterior hasta integrar.
 
Rellenamos las tartaletas con la crema de yogur. Cortamos los higos en 6 porciones y disponemos con las demás frutas sobre a tartaleta junto con la hoja de menta fresca. Diluimos una cucharada de mermelada con un chorrito de agua y pincelamos las frutas para darles brillo.
 
Para los vasitos, disponemos un par de cucharadas de mermelada de moras en el fondo, rellenamos con la crema de yogur y decoramos de igual manera con las frutas.
 
 
NOTA: para hacerlo aún más sencillo, si cabe, se puede utilizar masa quebrada comprada o masa de hojaldre. Yo cuando hago esta masa suelo hacer e doble de cantidad y congelar la que no utilice, así cuando quiero hacer algo la descongelo y me ahorro un paso.
 
 

 








.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Quinoa real con berenjenas al estio asiático


Hace poco que descubrí la quinoa, aunque virtualmente había visto ya recetas y leído sobre ella, no la había probado todavía y ahora forma parte de mi lista de ingredientes. Poco a poco voy probando alimentos nuevos, unos se quedan y otros tengo que darles segundas oportunidades porque no acaban de convencerme. La quinoa pertenece al primer grupo y tengo ganas de probar nuevas recetas.

Dícese que la quinoa es un pseudocereal procedente de altiplano boliviano donde se cultiva entre los 3000 y 4000 metros de altitud. Su consumo regular resulta excelente para deportistas, personas con desgaste crónico y digestión débil... Es rica en aminoácidos esenciales, calcio, ácidos grasos, hierro fósforo y vitaminas B y E.




Ingredientes

400 gr de quinoa real
2 berenjenas
1 pimiento rojo
1 cebolleta
2 dientes de ajo
2 cayenas
1/2 cucharadita de jengibre molido
3 cucharadas de salsa de soja
1 cucharada d aceite de sésamo
1 cucharada de vinagre de arroz
1 cucharada de miel
Sésamo tostado


Preparación

Aclaramos bien la quinoa antes de cocinarla. En una olla ponemos a hervir el doble de  la cantidad de la quinoa y cocemos durante 15 minutos a fuego medio. Una vez se haya absorbido el agua y el grano sea translúcido apartamos y reservamos.

Cortamos tanto los ajos como la cebolleta en brumoise y pochamos en una sartén con un poco de aceite. Añadimos también la cayena para aromatizar el aceite. Cortamos tanto el pimiento como las berenjenas (sin pelar) en bastoncitos regulares, retiramos las cayenas y añadimos a la sartén. Salteamos unos minutos y vertemos la salsa de soja, el vinagre de arroz, el aceite de sésamo y el jengibre molido junto un poco de agua, tapamos y dejamos que se cocinen las berenjenas hasta que estén al dente.

Agregamos la miel y volvemos a saltearlas para que acaben de coger color y caramelicen.

Servimos la quinoa junto con las berenjenas que espolvorearemos con el sésamo tostado por encima.











.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Passion cheesecake ice cream with chocolate {Helado cheesecake de maracuyá con chocolate}

Me resisto a que se acabe el verano pero se puede seguir disfrutando de muchas maneras y a mi ésta me gusta mucho, con estos mini helados de cheesecake de maracuyá o fruta de la pasión envueltos en chocolate.
 
Quién se resiste?
  
 
 
 
Ingredientes
 
125 gr de mascarpone
125 queso crema Philadelphia
200 ml de nata (35% M.G)
60 gr de azúcar
2 cucharadas de pasta concentrada de maracuyá
 
Total: 8 mini helados
 
 
Preparación
 
En un bol mezclamos los dos tipos de queso junto con el azúcar hasta que obtengamos una crema homogénea y cremosa. A continuación, incorporamos la pasta de maracuyá y mezclamos hasta integrar.
 
A parte, montamos la nata en la thermomix con la mariposa a velocidad 3 hasta que esté completamente montada.
 
Incorporamos la nata en varias veces a la mezcla de queso y vamos integrando con movimientos envolventes. Reservamos.
 
Fundimos el chocolate en el microondas en intervalos cortos. Pintamos los moldes de silicona donde vayamos a hacer los helados y dejamos que solidifique. Una vez el chocolate se endurezca le damos una segunda capa de chocolate para acabar de cubrir todos los rincones y dejamos nuevamente endurecer.
 
Vertemos la crema en los moldes y damos golpes suaves para evitar posibles burbujas de aire. Este es el momento de introducir los palos de madera en las ranuras y metemos en el congelador hasta que esté congelada. Volvemos a fundir el chocolate y acabamos de cubrir los helados por la parte de arriba.
 
Dejamos en el congelador hasta el momento de consumir.
 
 
NOTA: los moldes utilizados son de Silikomart pero se puede utilizar cualquier molde o incluso hacerlos en vasos y una vez congelados bañarlos en chocolate.
 
 
 
 











lunes, 7 de septiembre de 2015

Bocadillo de roast beef con mayonesa de mostaza

Llegado el momento dejamos atrás las vacaciones e inauguramos nueva temporada en el blog con más y mejores recetas. Como todos los inicios, estamos cargados de energía y nuevas ilusiones, ganas de aprender cosas nuevas, enriquecedoras y que nos hagan sentir bien.
 
Para ampliar el recetario hoy nos vamos de picnic!! porque a pesar de que las vacaciones para muchos ya se han acabado y ya hemos vuelto a la rutina, todavía es verano. Aunque los días ya empiezan a acortar y las temperaturas son más frescas todavía apetece disfrutar de esos ratos al aire libre, de los rayos de sol y de las cenas informales.
 
Para ello hoy tenemos un bocadillo de roast beef con una mayonesa de mostaza, que le va fenomenal y una ensalada. Qué más se puede pedir?
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
8 rebanadas de pan de molde con semillas
4 lonchas de queso cheddar
Canónigos
Tomates cherry
 
3 cucharadas de mayonesa
2 cucharadas de mostaza antigua
1 cucharada de miel
 
Preparación
 
Empezamos preparando la salsa, para ello mezclamos la mayonesa junto con la mostaza y la miel.
 
Tostamos el pan ligeramente y encima de una de las rebanadas colocamos una loncha de queso que con el calor se fundirá. A continuación, disponemos unos canónigos, unas lonchas de roast beef cortado finamente y una cucharada de mayonesa.
 
Tapamos el bocadillo con la otra rebanada de pan y listo.
 
Podemos acompañar con una ensalada de canónigos y tomates cherry para completar.
 
 
 
 
 
 
 




.

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18