lunes, 21 de julio de 2014

Gelato napoletano {fresa & chocolate}

Ha llegado el momento de apagar los fogones y desconectar el ordenador por unos días para poder disfrutar plenamente del verano, que el año es muy largo. Tengo las pilas agotadas y necesito cargarlas de nuevo.
 
Pero no quería irme sin antes dejaros un helado refrescante y rico para pasar estos días de ausencia y soportar mejor el calor.
 
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
250 gr de fresas
175 gr de azúcar
150 ml de agua
200 gr de chocolate negro
600 ml de nata 35% M.G
 
 
Preparación
 
Empezamos triturando las fresas hasta conseguir un puré fino. Reservamos.
 
En un cazo, calentamos el agua junto con el azúcar y dejamos en ebullición unos minutos hasta conseguir un almíbar ligero. Reservamos.
 
Deshacemos el chocolate junto con 150 ml de nata, en el microondas en intervalos de un minuto hasta que esté fundido. Mezclamos para conseguir que se integren y reservamos.
 
Montamos el resto de la nata en la thermomix a velocidad 3 con la mariposa. Mientras va montando vamos añadiendo el almíbar en hilo fino hasta que la nata esté completamente montada.
 
Separamos la nata montada en dos boles. En una mitad añadimos el puré de fresa y mezclamos y en la otra mitad añadimos el chocolate de manera que obtendremos dos mezclas con sabores diferentes.
 
En un recipiente apto para congelar vamos vertiendo cucharadas alternas de la mezcla de fresa y chocolate de manera que va quedando una mezcla marmolada.
 
Metemos en el congelador durante unas horas hasta formar el helado.
 
Retiramos el helado unos minutos antes de servir.
 
 
NOTA: se puede sustituir las fresas por frambuesas, al gusto. Yo he utilizado fresas congeladas, que siempre me gusta congelar para poder degustarlas en diferentes preparaciones fuera de temporada.
Lo ideal para que quede un helado cremoso es ir removiéndolo en intervalos de 45 minutos para romper los cristales de hielo. Yo en esta ocasión no lo hice y al haber incorporado el almíbar no forma cristales obteniendo un resultado super cremoso. El almíbar viene siendo como el azúcar invertido.
 

 





Sed buenos y felices vacaciones!!
 
Hasta la vuelta.
 
 
 
 
 
 
 
.

jueves, 10 de julio de 2014

Limonada con cubitos de frambuesa y menta

Como se agradece una bebida refrescante para soportar mejor esos días de calor que el verano nos ofrece, aunque este año, el verano se resista a aparecer.
 
En esta ocasión una limonada acompañada con unos cubitos muy sugerentes, de frambuesa y menta para darle más sabor, si cabe.
 

 
 
 
 
Ingredientes
 
3 limones
100 gr de azúcar
1 l. de agua
 
Para los cubitos
Frambuesas
Hojas de menta fresca
Agua
 
 
Preparación
 
Empezamos preparando los cubitos con antelación. Utilizaremos una cubitera y en cada cavidad metemos un par de frambuesas y unas hojitas de menta. Rellenamos con agua hasta el límite e introducimos en el congelador hasta que se solidifique completamente.
 
Para la limonada, lavamos bien los limones y los cortamos a cuartos, sin pelar. Introducimos los limones, el azúcar y el agua en la thermomix. Pulsamos varias veces la función Turbo (3 o 4 veces) sujetando el cubilete para evitar que salte. Colamos la limonada para eliminar las pieles y la pulpa del limón y la reservamos en frío.
 
Servimos la limonada junto con los cubitos de frambuesa y menta.
 
 
NOTA: podemos utilizar cualquier cubitera o molde con formas variadas, al gusto. Si es de silicona será más fácil de desmoldar, opcional.
Añadiremos más o menos azúcar dependiendo del gusto, también podemos utilizar edulcorante tipo stevia para los diabéticos.
 
 

 
 










.

martes, 1 de julio de 2014

Espuma de ciruela con isla flotante

Una de las tantas cosas que me gustan del verano es la fruta de temporada. En el mercado podemos encontrar un sinfín de frutas variadas, coloridas, sabrosas y que por desgracia tan sólo dura lo que tarda en irse la época estival.
 
En este postre he querido aprovechar las ciruelas, para degustarlas de otra manera, pero no por ello menos saludable.

 
 
 
 


Ingredientes
 
400 gr de ciruelas rojas
2 cucharadas de miel
1 cucharada de agua de azahar
2 claras de huevo
50 gr de azúcar
2 hojas de gelatina
Zumo de 1/2 limón
200 ml de nata (35 % M.G)
 
Ralladura de naranja para decorar
Hojas de menta
 
 
Preparación
 
Pelamos las ciruelas, les retiramos el hueso y las troceamos. Las trituramos junto con el zumo del limón, el agua de azahar y la miel hasta conseguir un puré fino. Calentamos una porción del puré y en él deshacemos la gelatina que previamente habremos hidratado en agua fría. Incorporamos el puré con la gelatina al resto y mezclamos. Reservamos.
 
Montamos las claras a punto de nieve con la thermomix y la mariposa a velocidad 3. Cuando estén a medio montar añadimos el azúcar y las acabamos de montar completamente.
 
Añadimos las claras poco a poco al puré de ciruelas y movemos suavemente hasta integrar.
 
Repartimos la espuma de ciruela en copas individuales y dejamos en la nevera un mínimo de 2 horas.
 
A la hora de servir, montamos la nata junto con una cucharada de azúcar. Colocamos una cucharada de nata montada en el centro de cada copa y decoramos con ralladura de naranja y unas hojas de menta.


NOTA: se puede emplear la fruta de temporada que más guste, es opcional. También se puede sustituir la nata por un yogur cremoso tipo griego para hacerlo más ligero.

 
 

 







.

miércoles, 25 de junio de 2014

Tartaletas con paté de berenjena y cherry confitados

Oficialmente ya hemos entrado en el verano y lo que más apetece con los calores es disfrutar comiendo al aire libre, esas cenitas en el jardín, un picnic o en la playa.
 
Para ello traigo unas tartaletas facilitas, que no nos supondrá mucho tiempo y que en la mesa son visiblemente resultonas.
 
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
1 lámina de masa quebrada
18 tomates cherry
Tomillo fresco
Albahaca fresca para decorar
Aceite de oliva
Sal y pimienta
 
Total: 6 tartaletas (según tamaño)
 
 
Preparación
 
Preparamos el paté de berenjenas con antelación (ver receta)
 
Disponemos los tomates cherry en una bandeja para el horno. Los espolvoreamos con el tomillo fresco, salpimentamos y rociamos con un chorrito generoso de aceite por encima. Horneamos a 160º durante 20-25 minutos aprox. o hasta que veamos que empiezan a abrirse. Reservamos.
 
Estiramos la masa quebrada, disponemos los moldes de tartaletas encima y cortamos cada una un centímetro más grande que el molde. Colocamos cada círculo de masa en cada tartaleta adaptándola a su forma. Disponemos un trozo de papel vegetal encima de cada tartaleta y cubrimos con garbanzos o bolas cerámicas para hornear, de esta manera la masa no subirá. Horneamos a 180º durante 15 minutos o hasta que la superficie esté dorada.
 
Retiramos los garbanzos y dejamos enfriar antes de desmoldar.
 
Rellenamos cada tartaleta con el paté de berenjenas y coronamos con los tomates confitados y una hoja de albahaca para decorar.
 
 
NOTA: para agilizar el trabajo podemos tener preparado con antelación tanto el paté como los tomates, sólo hará falta montar antes de servir para que no se reblandezcan las tartaletas.
Es recomendable cortar las tartaletas un poco más grandes que el molde ya que al hornearse pueden encoger un poco.
 
 












.

jueves, 19 de junio de 2014

Polos de mango y yogur

Los polos se hacen protagonistas des de ya, y se instalarán en mi congelador durante todo el verano. Son fáciles, vistosos y si no le añadimos azúcares también son light. En este caso simplemente de fruta y yogur.
 
Esta es mi aportación para el reto de Memòries d'una cuinera, dedicado a este refrescante postre.
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
2 mangos maduros
2 yogures griegos
 
Total: 5 polos (según tamaño)
 
 
Preparación
 
Pelamos y troceamos los mangos retirándoles el hueso central. Lo trituramos hasta conseguir una crema fina.
 
Vertemos los yogures en un bol y los batimos para que sean más cremosos.
 
En los moldes para polos, vertemos el mango y el yogur haciendo diferentes capas al gusto. Introducimos los palos de madera en el centro y metemos en el congelador hasta que estén completamente congelados.
 
 
 









.

lunes, 16 de junio de 2014

Ravioli fritos con crujiente de nueces y bechamel ligera de puerro


Con motivo del reto Gastro@migos, hace un tiempo Cosas de Pasta nos propusieron que colaborásemos con ellos haciendo una receta con sus fantásticos productos italianos. Así de bien nos organizamos que hoy cada componente del grupo ha elaborado una receta con los productos que nos hicieron llegar.
 
Des de aquí, y una vez más, agradezco a Cosas de Pasta su generosidad y amabilidad por hacernos partícipes y dejarnos degustar sus productos.
 

 
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
Pan rallado
Nueces picadas
2 huevos
 
Para la bechamel de puerro
300 ml de leche
30 gr de harina
1 puerro
1 cucharada de aceite
Nuez moscada
Sal y pimienta
 
 
Preparación
 
Empezamos preparando la bechamel. Para ello picamos el puerro muy fino en brumoise. En un cazo con un chorrito de aceite lo sofreímos hasta que esté transparente. A continuación agregamos la harina y cocinamos durante unos minutos. Agregamos la leche fría y con unas varillas movemos constantemente. Cocinamos a fuego medio hasta que empiece a espesar, para este caso queda mejor si es algo ligera. Salpimentamos y rallamos la nuez moscada, al gusto. Movemos hasta integrar y dejamos reposar.
 
Mezclamos una mitad de pan rallado con otra de nueces picadas.
 
Pasamos los ravioli por el huevo batido y rebozamos en la mezcla de pan rallado y nueces.
 
En una sartén con aceite caliente, freímos los ravioli en tandas pequeñas evitando que se peguen unos con otros, hasta dorar. Retiramos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
 
Servimos los ravioli calientes con la salsa ligera de puerros.
 
 
NOTA: para los ravioli fritos es preciso utilizar pasta fresca y no es necesario cocerla con anterioridad. Durante el proceso de fritura se cocinan y quedan perfectamente tiernos por dentro y crujientes por fuera.
 
 


 
 
 
 
No os perdáis las propuestas del resto del grupo Gastro@migos.
 
Silvia, Chez Silvia
Montse, A bell bulto
 
 
 
 
 
 
.

jueves, 12 de junio de 2014

Ensalada caprese con aguacate y aliño de albahaca

 
Porque nos gustan las ensaladas y hay mil y una combinaciones para disfrutar de ellas. Con la llegada del calor es lo que más apetece, una ensalada ligera pero bien combinada es el plato estrella de la temporada. Ésta es la ensalada italiana por excelencia con los colores de su bandera.
 
Esta es mi aportación para el recetario #poneunaensalada en tu verano que organiza Rosi de Sugg-r and some salt. Sólo es necesario preparar ensaladas divertidas, os animáis?
 
 
 
 
 

Ingredientes

15-18 tomates cherry
10-12 bolas de mozzarella
1 aguacate

Aceite de oliva
Albahaca fresca
Limón
Sal


Preparación

Abrimos el aguacate por la mitad, retiramos en hueso central y vaciamos la pulpa. Cortamos el aguacate a daditos.
 
Cortamos los tomates longitudinalmente y mezclamos junto con el aguacate y la mozzarella.
 
Para el aliño, mezclamos en un bol el aceite junto con una pizca de sal, unas gotas de limón y la albahaca bien picada. Mezclamos hasta emulsionar y aliñamos la ensalada.
 
 
NOTA: el aguacate una vez abierto se oxida con facilidad, para evitarlo, o bien podemos rociarlo con limón o bien dejamos el hueso central junto con la pulpa hasta su consumo.




 
 
 
Os dejo el link para presentar vuestras propuestas, tenéis hasta el 13 de julio.
 

http://sugg-r.blogspot.de/2014/05/ensalada-de-tomates-cherry.html







.

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18