jueves, 16 de abril de 2015

Timbal de patata violette con verduritas y bechamel de arroz {Receta PKU, sin gluten, sin lactosa}

La comida a veces más que en un placer se convierte en una necesidad de salud. Esto es lo que les pasa a los afectados por PKU, una enfermedad genética minoritaria, en la que la deficiencia de una enzima, la fenilalanina hidroxilasa, provoca un control estricto de la ingesta de proteínas de por vida hasta el punto de comer muy poca cantidad diaria o nada.
Sólo es libre el consumo de aceites, grasas, azúcar, miel, frutas y verduras, tapioca o almidón de maíz. El resto se debe pesar y controlar con precisión. Una ingesta no controlada repercutiría en daños neurológicos provocando retraso mental o dificultades en el desarrollo. Y de todos es sabido que sin ellas no podemos crecer, alimentar el cerebro y nuestros músculos. Cuando nacen los bebés se les pincha el talón y allí se detecta, para evitar los posibles daños neurológicos si no se trata.

Montse, "A bell bulto" tiene un chico y una chica con PKU. Nunca había oido hablar de esta enfermedad hasta que fue madre. No es una alergia o una intolerancia, es una enfermedad cuyo riesgo es grave si no se trata bien. En su casa les encanta comer, pero los chic@s tienen muy limitado el consumo de proteinas (carne, pescado, huevos, embutidos, legumbres, cereales, lácteos...) tanto, que sólo pueden tomar muy pocos gramos o simplemente nada. Hacer comida variada es una tarea complicada y que pueda ser sabrosa, vistosa y compartida por todos, todavía más.
Hemos pensado que sería una sorpresa para Montse el preparar recetas que puedan consumir sus hijos y toda la familia, para ampliar las posibilidades de este colectivo.
Así que los Gastroamig@s nos pusimos manos a la obra para informarnos y cumplir este arduo reto.

Ingredientes
500 gr de patata violette (2 gr proteína/100 gr producto)
1 cebolleta (1,2 gr proteína/100 gr producto)
200 gr de calabacín (1,8 gr proteína/100 gr producto)
200 gr de calabaza (1,2 gr proteína/100 gr producto)
Para la bechamel
1 cucharada aceite de oliva (0 gr proteína/100 gr producto)
15 gr de fécula de maíz o Maizena (0,3 gr proteína/100 gr producto)
250 gr de bebida de arroz Veritas (0,3 gr proteína/100 gr producto)
Nuez moscada
Sal y pimienta
Preparación
Lavamos y pelamos la patatas y las cocemos en abundante agua salada hasta que estén tiernas. Escurrimos las patatas, sin retirar el agua, y las pasamos por el pasapurés o en su defecto las chafamos con un tenedor. Añadimos un poco del agua de la cocción para conseguir una textura fina. Debe quedar un puré cremoso, ni muy ligero ni demasiado espeso. Condimentamos al gusto con pimienta y rectificamos de sal si fuera necesario. Reservamos.
Cortamos la cebolleta en brumoise fina y la pochamos en una sartén con un chorrito de aceite hasta que esté transparente. A continuación, agregamos la calabaza en daditos pequeños igual que el calabacín, pero éste no lo pelamos. Dejamos cocinar hasta que las verduras estén tiernas. Reservamos.
Para la bechamel, vertemos una cucharada de aceite de oliva en un cazo. Disolvemos la maizena en la bebida de arroz fría para evitar que se formen grumos y cuando el aceite esté caliente, añadimos el compuesto anterior. Bajamos a fuego medio y movemos continuamente con unas varillas hasta que la bechamel obtenga el espesor deseado. Condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada, al gusto.
Montamos el timbal, para ello necesitamos un aro metálico. En el fondo hacemos una capa del puré de patata, encima disponemos las verduritas y tapamos con otra capa de puré. Napamos la superficie con la bechamel y gratinamos a 200ºC hasta que esté ligeramente dorada.
Retiramos el aro metálico y servimos caliente.
NOTA: la bebida de arroz es un buen sustituto de cualquier otra leche de origen animal y así eliminaremos la lactosa apta para dieta reducida en proteínas. Así como la Maizena o fécula de maíz que en este caso no contiene gluten por lo que la pueden consumir también los celiacos. Utilizando estos dos ingredientes en la bechamel, resulta una salsa apta para PKU, intolerantes a la lactosa y celiacos. El resultado de esta bechamel es algo más dulce que la bechamel común, por lo que es necesario condimentarla al gusto.
Con estas cantidades salen cuatro timbales, por lo que las cantidades de proteína se deben repartir entre las cuatro raciones.



Aquí las propuestas de mis compañeros.

Carmen, Dulces bocados
Silvia, Chez Silvia


.

16 comentarios:

  1. Ana Ana, menudo timbal delicious que nos traes!!! esas patatas violetas las vi elmotro día y pensé comprarla estas semana. Reto conseguido y con muy buena nota. Bss

    ResponderEliminar
  2. Ana una propuesta genial, vistosa, llamativa,bien combinada que ya con verla apetece un montón.
    Hoy todos sabemos mas.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Una idea muy bonita y cada propuesta que estoy viendo esta mañana me parece apetitosa y muy saludable, además de entrar por la vista.
    Así da gusto cuidarse con o sin problemas de salud!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. Que propuesta más maravillosa, sobre todo por el objetivo que es dar una gran ayuda a alguien. Me encanta el color que tiene, es una preciosidad como los has presentado y seguro que así, pese a las limitaciones, tendrán gusto en comer. Felicidades por este reto muy bien conseguido.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Que colorido tan bonito tiene un plato, esas patatas fueron un descubrimiento y allá donde se usan siempre destacan.
    Como siempre ha sido un placer poder compartir este reto, que nos ha dado más de un dolor de cabeza, pero con el que hemos aprendido mucho de esa enfermedad.
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  6. Oh que colorido más bonito, quien diria que esuna receta especvial para PKU.
    Si es que ha sido un reto muy bien conseguido!
    Petons

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante tu entrada, por supuesto la receta de lo más atractiva.
    Besos
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  8. Ana como te los has currado, hasta has puesto la cantidad de proteína que contiene cada ingrediente.

    En casa estoy investigando otro tipo de bechamel, ultimamente he preparado algunas con caldo en lugar de leche o leche sin lactosa, así que tomo nota de tu bechamel que a mi también me va a sacar de un apuro.

    Estas patatas son tan vistosas y ricas. Te ha quedado un plato magnifico.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  9. Tocaya, este plato te ha quedado rico y precioso.

    ResponderEliminar
  10. El detallazo que habéis tenido, es precioso, desde luego. Y tu timbal... que cosa más bonita!!!

    ResponderEliminar
  11. Un fantástico reto y una deliciosa receta :) Mil gracias por formar parte del reto!

    ResponderEliminar
  12. Anna preciosa! Avui heu aconseguit alegrar la nostra cuina, dibuixar un somriure a les panxes dels meus fills i a les seves cares, donar-nos recursos i noves idees per a variar els àpats de cada dia. Viure amb una diferència no és fàcil per ningú, però quan t'agrada menjar, cuinar es fa més difícil aconseguir variar uns àpats tan i tan restringits. La teva proposta és completa i saludable, una meravella digna d'un àpat de festa o d'un àpat per alegrar un dia qualsevol. GRÀCIES Anna, pel teu esforç, el teu rigor i el carinyo que desprèn la teva preparació. Un petó ben gran de part de tots nosaltres!

    ResponderEliminar
  13. Solo ver la foto ya entra ganas de comerla..muy buena idea Anna
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Simplemente mirando la foto quien dice que este plato no es digno de una fiesta con enfermedades o sin ellas, felicitats
    Muas

    ResponderEliminar
  15. Como mamá de un niño PKU me ha emocionado que hayas pensado en ellos, al igual que el resto de Gastroamig@s.
    Muchísimas gracias por contribuir a que su dieta sea más variada y apetitosa, ya la he añadido a mi recetario!
    Te mando un beso enorme,
    Lucía

    ResponderEliminar

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18