lunes, 14 de abril de 2014

Potaje de vigilia con albóndigas de bacalao

Siguiendo las tradiciones durante la Semana Santa vamos a tener recetas típicas de estos días festivos por doquier.  Este plato contundente se suele comer el viernes santo después del ayuno y guardando la tradición de no comer carne durante la Cuaresma.
 
La receta de este potaje de vigilia ha ido pasando de generaciones en generaciones en mi familia, hasta llegar a mis manos.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
250 gr de alubias
250 gr de garbanzos
1 cabeza de ajo
1 cebolla
1 tomate
1 pimiento seco o ñora
4 patatas
2 hojas de laurel
1 rama de perejil fresco
Unas hebras de azafrán
4 o 5 pimientas en grano
1 trozo de bacalao desalado
 
Para las albóndigas de bacalao
300 gr de bacalao desalado
2 dientes de ajo
1 huevo
Miga de pan
Leche
Perejil picado
Harina para rebozar
 
 
Preparación
 
Si el bacalao es en salazón debemos desalarlo unas 48 horas antes de su utilización. Lo metemos en un bol y lo cubrimos completamente con agua fría, dejamos en la nevera. Cambiamos de 3 a 4 veces el agua, cada 12 horas aprox. Reservamos.
 
De víspera, dejamos las legumbres en remojo, en una olla y con agua a temperatura ambiente hasta cubrir. Durante este paso, las legumbres aumentarán de tamaño facilitando así su cocción.
 
En una olla, ponemos un chorro de aceite y sofreímos la cebolla cortada en brumoise. Cuando esté dorada, añadimos el tomate rallado junto con la cabeza de ajos, la pimienta y el laurel y sofreímos unos minutos. Cubrimos con agua hasta que cubra todo el potaje y añadimos las legumbres. Cuando empiece a hervir, agregamos el pimiento seco junto con el perejil, el azafrán y el trozo de bacalao. No añadimos sal puesto que el bacalao al ser desalado ya le aportará el salazón suficiente, siempre se puede rectificar.
 
Dejamos cocer durante unas 2 horas aprox. a fuego medio-fuerte hasta que las legumbres estén tiernas pero enteras.
 
En ese momento añadimos las patatas cortadas en cachelos, es decir, las cascamos para que al cocer vaya eliminando el almidón y ayude a engordar el caldo.
 
Cocemos hasta que las patatas estén tiernas y el potaje quede bien trabado.
 
Para las albóndigas, desmigamos el bacalao y añadimos el ajo y el perejil bien picado, la miga de pan empapada en leche y escurrida y el huevo. Mezclamos todos los ingredientes hasta integrar. Hacemos las bolas a modo de albóndiga, las rebozamos en harina y las freímos en aceite bien caliente.
 
Retiramos sobre papel absorbente y añadimos al potaje en el último hervor. Apagamos el fuego y dejamos reposar para que todos los sabores se asienten.
 
 
NOTA: también podemos utilizar bacalao desalado al punto de sal, en este caso, no será necesario desalarlo con antelación. El resto del proceso será el mismo.
 
 


 
 







.

10 comentarios:

  1. Nunca comi ,gostei dos ingredientes usados e o aspecto esta delicioso
    Tenho a certeza que ia gostar
    Boa semana
    bj

    ResponderEliminar
  2. Qué rico el potaje, te ha quedado fenomenal y como apetece :)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta tiene este potaje! mira que yo no soy mucho de guisos pero de este me comia un buen plato. No conocia tu blog y me parece precioso, me encantan las fotos... Ya te seguiré! Yo también tengo un bllog, si quieres hacerme una visita me hará mucha ilusión, la dirección és http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/ , un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Que ricos que son todos los platos tradicionales de Semana Santa!! Me encanta el potaje de tu familia. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Rico, rico este potaje y además de los mas contundentes que he conocido. La cocina tradicional es lo que tiene en cada casa se prepara a su manera y esta me ha encantado sobre todo el toque de las albóndigas. Es genial.

    Bss y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. Qué recuerdos del potaje que hacía mi madre!

    ResponderEliminar
  7. el plato de lujo, pero las cazuelitas mejores aún, que chulas!!

    ResponderEliminar
  8. Ana, qué potaje más rico tenéis por tu tierra. Dudo que no haya un potaje rico, que reúne los sabores de tantos ingredientes diferentes. Pero en mi caso soy un tanto "exquisita" por el tema de las espinacas, que como no sean en crema, no me entran, y veo que tu potaje no las lleva, aunque también es verdad que se puede prescindir de ellas fácilmente.

    Y veo que lo has cocinado con alubias y garbanzos. ¡Buena idea! Pero lo que más, más me ha gustado, y eso lo sabes tú, son las albóndigas de bacalao. ¡Qué ricas! Imagino que tal cual fritas deben estar bien ricas, y un empezar y no parar, je je je.

    Como sugerencia, para hacer las albóndigas, podrías emplear migas de bacalao. Salen más baratas que los lomos y además, de la noche a la mañana las tienes desaladas. No te exagero, que es verdad. Prueba si quieres :)

    Besos y felices vacaciones.

    ResponderEliminar

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18