jueves, 27 de septiembre de 2018

Pincho moruno

Quién no ha ido alguna vez de tapas y no se ha pedido un pincho moruno? Es todo un clásico que podemos adaptar y prepararlo de forma casera para darnos el gustazo.




Ingredientes

500 gr de carne magra de cerdo (puede ser ternera, pollo, pavo...)
1 cucharada de pimentón (dulce o picante)
1 cucharada de curry
1 cucharada de orégano
1 cucharada de comino molido
1/2 cucharada de canela molida
1/2 cucharada de ras al hanout
2 dientes de ajo
6-8 hebras de azafrán 
Sal
Pimienta
Aceite de oliva

Ramas de romero fresco


Preparación

Empezamos preparando el macerado, para ellos mezclamos todas las especias en un bol junto con los ajos picados y añadimos un buen chorro de aceite de oliva.

Disponemos la carne troceada en dados, de tamaño de bocado, en una fuente y aliñamos con la mezcla de las especias. La cantidad de aceite debe ser la suficiente para que el macerado impregne bien toda la carne, si fuera necesario añadimos más aceite.

Tapamos bien con film y dejamos macerar toda la noche en la nevera. A mi me gusta dejarla bastante tiempo para que coja todos los aromas.

Cogemos tantas ramas de romero fresco como brochetas queramos hacer. Les retiramos las hojas dejando unas pocas en uno de los extremos.

Formamos las brochetas insertando 4 o 5 dados de carne en cada rama de romero. Al hacerlas con las ramas de romero, durante el cocinado le aportará un aroma característico.

Calentamos la plancha y cocinamos las brochetas dándoles la vuelta y hasta que estén doradas pero jugosas por dentro.

Servimos de inmediato.


NOTA: la mezcla y la cantidad de especias puede ser diferente dependiendo del gusto.
Se pueden hacer las brochetas con pinchos convencionales, metálicos o de madera.






No os perdáis las propuestas de brochetas de Neus, Carmen y Miquel




.

lunes, 17 de septiembre de 2018

Focaccia enrollada de tomate y aceitunas

Cuando llego de vacaciones me apetece estar tranquila unos días, poner la casa a punto y crear hogar. Y no podría ser de otra manera que preparar una focaccia para esas cenas informales de los fines de semana. Disfruto todo el proceso, desde el amasado, los tiempos de reposo para fermentar y crear aromas, hasta ver como crece en el horno.

Esta vez me apetecía hacer una focaccia diferente, no por la receta sino por la forma, en espiral y adornada con tomate y aceitunas negras.




Ingredientes

400 gr de harina
40 ml de aceite de oliva
200 ml de agua
10 gr de levadura fresca
Una pizca de sal

2 tomates
Aceitunas negras tipo kalamata
Orégano fresco


Preparación

Disponemos la harina junto con la sal en un bol, hacemos un hueco en el centro en forma de volcán y vertemos tanto el aceite como el agua. Desmigamos la levadura y empezamos a amasar.
Cuando la masa empiece a coger cuerpo, la disponemos sobre la superficie de trabajo enharinada y amasamos hasta conseguir una masa elástica y homogénea.
Dejamos reposar cubierta con un paño en un lugar seco durante una hora mínimo o hasta que doble su volumen. Si es más tiempo mejor, yo la dejé toda la noche dentro del horno apagado para evitar corrientes.
Pasado este tiempo, amasamos de nuevo para desgasificar la masa y le damos la forma deseada sobre la bandeja del horno. En este caso, estiramos la masa hasta formar un churro alargado y lo enrollamos sobre sí mismo hasta formar una espiral.
Dejamos reposar por segunda vez hasta que vuelva a doblar el volumen.
Cortamos los tomates a daditos pequeños y lo disponemos en un bol. Aliñamos con una pizca de sal al gusto y un chorrito de aceite. Deshuesamos las aceitunas y las picamos.

Disponemos tanto los dados de tomate como las aceitunas alrededor de la espiral. Espolvoreamos con el orégano picado y un rociamos un chorrito de aceite por encima.
Horneamos a 200º durante 18-20 minutos o hasta que la superfície esté ligeramente dorada.

La podemos servir tanto fría como caliente.






.

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18