sábado, 5 de diciembre de 2015

Croquembouche de chocolate {Pirámide de profiteroles}

Este vez me lo he pasado pipa preparando el reto de Cooking the Chef con un invitado de honor, el mismísimo maestro pastelero Paco Torreblanca.
 
He versionado el tradicional croquembouche de caramelo, por uno de chocolate con una presentación muy navideña.
 
Lo divertido es que los profiteroles van rellenos de diferentes sabores, dando lugar a la sorpresa entre los comensales que no sabrán de que van rellenos hasta el final.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
125 ml de agua
125 ml de leche
100 gr de mantequilla
4 huevos
160 gr de harina
Una pizca de sal
Una pizca de azúcar
 
Para el relleno
400 ml de nata para montar (35% M.G)
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de lemon curd
 
Para la cobertura
Frambuesas
Arándanos
 
 
Preparación
 
Vertemos tanto el agua como la leche en un cazo junto con la mantequilla. Cuando empiece a hervir y se haya fundido la mantequilla, retiramos del fuego y añadimos la harina de golpe, de una sola vez.
 
Con una espátula de madera movemos enérgicamente y volvemos a poner el cazo al fuego. Movemos hasta conseguir una bola densa que se desprenda de las paredes del cazo con facilidad y la harina se haya cocinado bien.
 
Retiramos del fuego y dejamos templar unos minutos. Ahora es el momento de añadir los huevos. Si la masa estuviera demasiado caliente, los huevos se cuajarían y no quedarían bien, por eso es tan importante dejar templar.
 
Añadimos los huevos de uno en uno. Al añadir el primero, movemos hasta que éste se haya incorporado por completo a la masa y pida el segundo huevo. Así sucesivamente hasta añadir el tercero. A la hora de añadir el cuarto huevo, mejor batirlo en un bol aparte y añadir sólo la mitad. En mi caso fue suficiente con tres huevos y medio.
 
La textura de la masa debe quedar húmeda pero compacta. Lo comprobamos cogiendo una porción de masa con la espátula y dejándola caer. Si la masa cae despacio pero en bloque (sin romperse) estará en su punto. Se denomina que la masa está en forma de "pico de pato"
 
Vertemos la masa en una manga pastelera con boquilla ancha redonda o estriada, al gusto, y dejamos reposar unos minutos.
 
Sobre una placa de horno protegida con papel vegetal vamos haciendo los profiteroles dejando una separación entre cada uno (al hornear subirán doblando el volumen)
 
Horneamos a 200º durante 10 minutos. Pasado este tiempo bajamos la temperatura a 190º y horneamos 10 minutos más entreabriendo la puerta del horno con una cuchara de madera. La idea es que salga la humedad pero no el calor. Horneamos unos minutos más con ventilador hasta que la superficie esté dorada. Si os fijáis, durante el horneado la pasta choux hace unas burbujitas pequeñas porque se van secando y eliminando la humedad interna de la masa, el momento justo de cocción es cuando estas burbujitas desaparezcan, quiere decir que internamente ya estarán secos y en su punto.
 
Retiramos sobre una rejilla y las dejamos enfriar completamente.
 
Para el relleno, montamos la nata con la thermomix bien fría a velocidad 3 junto con el azúcar hasta estar completamente montada. Dividimos la nata en dos y la depositamos en dos boles, una parte dejamos la nata tal cual, y en la otra mitad añadimos el lemon curd y mezclamos. Vertemos los dos rellenos en dos mangas.
 
Para rellenarlos, hacemos una pequeña incisión en cada profiterol metiendo la manga con una boquilla pequeña y rellenando el interior. Unos con la nata y otros con la nata de limón.
 
Calentamos el chocolate en el microondas unos minutos y bañamos la base de los profiteroles. Unimos los profiteroles entre sí de manera de pirámide y una vez se solidifique el chocolate hará de "pegamento" En los huecos, decoramos con las frambuesas y los arándanos.
 
 
Con thermomix
 
Vertemos en el vaso de la thermomix el agua, la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar. Programamos 5 minutos a temperatura 100º y velocidad 1.
 
Agregamos la harina de golpe y programamos 15 segundos a vel.4. Dejamos templar la masa unos 5 minutos aprox. retirando el vaso de la máquina. Batimos los huevos ligeramente en un recipiente, ponemos de nuevo el vaso nuevamente en la máquina y programamos vel.4 añadiendo los huevos poco a poco.
 
Dejamos reposar la masa en la manga y procedemos a hacer los profiteroles como descrito anteriormente.
 








.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Croquetas dulces de maracuyá y coco

Las croquetas son la tapa por excelencia y no hay aperitivo que se precie sin unas buenas croquetas caseras para abrir boca. Pero no, esta vez no son para el aperitivo sino para los postres o para acompañar el café, porque éstas son dulces y serán para culminar una buena comida.
 
Esta es mi aportación para el reto de Gastroamig@s, dedicado a este bocado.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
400 ml de leche de coco
3 cucharadas de concentrado de maracuyá
1 cucharada de coco rallado
50 gr de azúcar
60 gr de harina
20 gr de mantequilla
 
15 galletas tipo María para rebozar
2 cucharadas de coco rallado
2 huevos
Harina
 
Aceite de oliva suave o de girasol para freir
 
 
Preparación
 
Calentamos la mantequilla en un cazo y cuando se haya fundido añadimos la harina. Rehogamos bien hasta que esté ligeramente tostada y agregamos la leche de coco, el azúcar y el concentrado de maracuyá. Cocinamos a fuego medio-bajo y movemos constantemente con unas varillas hasta que la mezcla espese. A continuación, añadimos el coco rallado y mezclamos.
 
Vertemos la mezcla en un recipiente y la dejamos enfriar en la nevera para que cuaje bien, mejor de un día para otro.
 
Trituramos las galletas hasta convertirlas en polvo, añadimos el coco y mezclamos.
 
Para formar las croquetas, cogemos una porción y le damos forma o bien con dos cucharas o con las manos. Las pasamos primero por la harina, el huevo batido y la mezcla de galletas.
 
Aconsejo que antes de freírlas se congelen para que no se rompan con el contraste de calor. Las freímos en abundante aceite caliente hasta que estén doradas. Las retiramos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa y servimos inmediatamente.
 
 
Thermomix
 
Vertemos todos los ingredientes de la masa de croquetas en el vaso y programamos 7 minutos a temperatura 90ºC y velocidad 4. El resto del proceso es igual para ambos procesos.
 
 
NOTA: se pueden utilizar cualquier tipo de galletas, al gusto. Si hacemos cantidad las podemos congelar e ir sacando a medida que las queramos consumir.
 
 
 
 
 
 
No os perdáis las sugerencias de los demás Gastroamig@s.
 
Silvia, Chez Silvia
Dolorss, Blog de cuina
Neus, Cocinando con Neus
Lola, Mi gran diversión
Carmen, Dulces bocados
Miquel, Les receptes del Miquel
Gemma, Cuinant a Canet






.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Cake especiado

Para los desayunos, las meriendas o para saciar un dulce capricho este cake es ideal. Además, con el toque de las especias no dejará indiferente a nadie.
 
Tremendamente delicioso!
 






Ingredientes
 
175 gr de mantequilla
120 gr de azúcar de caña panela
140 gr de golden syrup
100 gr de nata
300 gr de harina
2 huevos
50 ml de leche
1 cucharada de levadura
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 cucharada de jengibre molido
1/2 cucharada de mezcla de especias (canela molida, clavo, nuez moscada)
1 pizca de sal
 
Para la manzana salteada
1 manzana
1 nuez de mantequilla
2 cucharadas de azúcar moreno
 
 
Preparación
 
Empezamos salteando la manzana pelada y cortada a daditos, junto con la mantequilla y el azúcar hasta que esté ligeramente dorada y cocida. A continuación, le añadimos la nata y reservamos fuera del fuego.
 
En un cazo, derretimos a fuego suave la mantequilla, el azúcar y el golden syrup hasta que se integren los ingredientes y forme una mezcla homogénea. Esta mezcla es algo pegajosa, paciencia. Dejamos entibiar.
Una vez tengamos la mezcla tibia, la vertemos en la thermomix con la mariposa y añadimos los huevos y la leche. Programamos unos segundos a velocidad 2 para mezclar. A continuación, incorporamos la manzana salteada y mezclamos unos segundos más. Por último añadimos la harina tamizada, la sal, la levadura, el bicarbonato y las especias. Programamos unos segundos a la misma velocidad hasta conseguir una mezcla uniforme.
 
Rociamos un molde con spray desmoldante y vertemos la mezcla.
 
Horneamos a 180ºC durante unos 45 minutos. Pasado este tiempo, pinchamos con un palillo y si sale limpio es que ya está cocinado, si no dejamos unos minutos más.
 
Dejamos enfriar sobre una rejilla.
 
 
 
 
 
 
 


.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Champiñones a la boloñesa

Para empezar la semana y como recordatorio del aperitivo del domingo tocan unos champiñones rellenos de salsa boloñesa. Sencillos y muy gustosos.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
10 champiñones grandes
200 gr de carne picada de cerdo
300 gr de salsa de tomate
1 cebolla
1 diente de ajo
Queso Edam rallado
Orégano
Sal y pimienta
 
 
Preparación
 
Empezamos por la salsa boloñesa que podemos tener preparada con antelación. Picamos tanto el ajo como la cebolla en brumoise y los pochamos en una sartén con un chorrito de aceite. Retiramos el pedúnculo de los champiñones, lo picamos y lo añadimos a la cebolla. Cuando la cebolla esté transparente añadimos la carne picada y salteamos hasta que esté dorada.
 
A continuación, agregamos la salsa de tomate y salpimentamos al gusto añadiendo también el orégano. Dejamos sofreír hasta reducir durante unos 20 minutos a fuego bajo-medio.
 
Rellenamos los champiñones previamente limpios con la salsa boloñesa y disponemos sobre ellos el queso rallado.
 
Horneamos a 190ºC durante 15 minutos o hasta que los champiñones estén tiernos.
 
Servimos inmediatamente.
 
 
NOTA: para limpiar los champiñones es mejor hacerlo con un trapo húmedo y evitar sumergirlos en agua.
 









.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Fideuá de setas y butifarra con allioli de manzana

Con el ritmo frenético que solemos llevar durante la semana, las comidas suelen ser más sencillas y rápidas de preparar y cuando llega el fin de semana queremos comer algo más sofisticado pero sin pasarnos el día en la cocina.
 
Es este caso, la fideuá es de esos platos domingueros que si tenemos los ingredientes preparados, se hace en un visto y no visto. Y a disfrutar!!
 
Con esta receta participo en el concurso organizado por Claudia & Julia en colaboración con Top Chef La revista para celebrar el 90º aniversario de Le Creuset.
 
 
 


Ingredientes
 
500 gr de fideos finos
100 gr de setas deshidratadas
1 cucharadita de ajo en polvo
1 cucharada de hierbas provenzales
 
600 ml de caldo de pollo
2 dientes de ajo
1 cebolla
2 tomates maduros
1 butifarra del Pirineo
1/2 cucharadita de pimentón
Sal y pimienta
 
Para el allioli
1 diente de ajo
1 huevo
Aceite de oliva suave
1 cucharada de compota de manzana
 
 
Preparación
 
Empezamos preparando la mezcla de fideos y setas que guardaremos mínimo una semana antes de hacer la fideuá.
 
Para ello mezclamos los fideos junto con las setas deshidratadas, el ajo en polvo y las hierbas provenzales. Guardamos la mezcla en un bote herméticamente cerrado y así los fideos se impregnarán de todos los aromas.
 
Para la fideuá, calentamos el caldo hasta que rompa a hervir y reservamos caliente.
 
En una sartén freímos la butifarra a fuego medio hasta que esté en su punto y dorada. Retiramos, cortamos en rodajas y reservamos.
 
En una cazuela, pochamos los ajos, junto con la cebolla bien picada en brumoise. Una vez esté transparente, añadimos los tomates rallados y sofreímos bien a fuego medio. A continuación, incorporamos la mezcla de fideos y setas y los doramos hasta que estén dorados. Vertemos el caldo, el pimentón y la butifarra reservada.
 
Dejamos cocinar los 5 primeros minutos a fuego alto y el resto de la cocción en el horno precalentado a 200ºC bajo el grill hasta que el caldo se haya consumido y los fideos estén cocinados y dorados por la superficie.
 
Para el allioli, vetemos todos los ingredientes en el vaso batidor. Metemos la túrmix y sin moverla le damos potencia. Una vez el allioli empiece a emulsionar, movemos poco a poco hasta que cuaje por completo. 
 
Servimos la fideuá de inmediato junto con el allioli.
 
 
NOTA: este allioli resulta muy suave al incorporar la compota de manzana ya que aligera la potencia de la salsa y le da un toque dulce muy acertado evitando que el ajo repita y sea pesado de digerir.







 
 
 
 
.


domingo, 15 de noviembre de 2015

Mini bundt cakes de boniato y chocolate

Marcamos este día en el calendario, porque el 15 de noviembre se celebra el National Bundt Cake Day. En esta ocasión he optado por la versión mini con un aire muy otoñal.
 
Aquí podéis ver el Bundt Cake del año pasado.
 

 
 
 
Ingredientes

200 gr de boniato
100 gr de harina
100 gr de azúcar morena de panela
90 ml de aceite de girasol
2 huevos
1 cucharadita de levadura
1/2 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de canela molida
1/2 cucharadita de nuez moscada
1 pizca de sal

80 gr de chocolate negro 70% Valor


Preparación

Lavamos los boniatos y los asamos en el horno a 250ºC durante una hora aproximadamente o hasta que estén tiernos y caramelizados. Los dejamos enfriar completamente.
 
En un bol, mezclamos los huevos junto con el azúcar hasta que ésta esté completamente integrada. A continuación, agregamos el aceite y mezclamos bien con unas varillas. Pelamos el boniato y lo chafamos con un tenedor hasta que sea puré y lo añadimos a la mezcla anterior.
 
En un bol aparte, mezclamos la harina junto con la levadura, la canela, la nuez moscada y la sal. Vamos incorporando la harina tamizada a la mezcla anterior hasta conseguir una mezcla homogénea.
 
Rociamos los moldes con spray desmoldante y vertemos la mezcla hasta 3/4 partes de su capacidad.
 
Horneamos a 180ºC durante 20 minutos. Pasado este tiempo, retiramos sobre una rejilla y dejamos enfriar completamente.
 
Derretimos el chocolate en el microondas en intervalos cortos de tiempo hasta que esté fundido. Sumergimos la base de los bundt cakes en el chocolate y dejamos reposar hasta que el chocolate se solidifique.
 
Para hacer las hojas de chocolate para la decoración, con el chocolate que nos ha sobrado, pintamos una hojas de árbol y las dejamos secar. Cuando esté el chocolate duro, retiramos las hojas con cuidado y ya tenemos la decoración.
 
 





 
 
 
 
 
 .

jueves, 12 de noviembre de 2015

Hamburguesas veganas de quinoa

No hace mucho que empecé a probar la quinoa, pero si hace más tiempo que veía hamburguesas, albóndigas y demás preparados con este cereal en supermercados de productos ecológicos.

Opté por hacer mis propias hamburguesas caseras y el resultado fue exitoso. La ventaja de hacerlas en casa es que podemos jugar con los ingredientes, esta vez las completé con verduritas que tenía por la nevera.





Ingredientes

200 gr de quinoa
400 ml de agua
1 cebolla
1 diente de ajo
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 zanahoria
1 cucharada de pasta de tahini
1 cucharada de harina de garbanzo
1/2 cucharadita de comino molido
Sésamo para espolvorear
Sal y pimienta


Preparación

Primeramente lavamos bien la quinoa bajo el grifo y la escurrimos. En una olla cocemos la quinoa con el doble de agua y cuando ésta rompa a hervir, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 15 minutos o hasta que el germen se vea tanslúcido. Escurrimos y reservamos.

En una sartén con un poco de aceite, pochamos el ajo y la cebolla picados en brumoise. A continuación, añadimos el resto de verduras también bien picadas, salpimentamos y condimentamos con el comino.

En un bol, mezclamos la quinoa con las verduras y agregamos la pasta de tahini y la harina de garbanzo. La mezcla debe quedar aglutinada para poder formar las hamburguesas. Si vemos que queda muy suelta, añadimos un poco más de harina.

Formamos bolas con la quinoa y las aplastamos formando la hamburguesa. Las espolvoreamos con el sésamo por ambos lados y las pasamos por la plancha hasta que estén doradas. El sésamo le ayuda a formar una capa crujiente y dorada.

Las servimos inmediatamente acompañadas de una ensalada, en este caso de brotes de espinacas y cherry.


NOTA: se pueden añadir las verduras que más gusten o las que se dispongan según temporada, así como las especias, al gusto.
Si no se dispone de harina de garbanzo, se puede emplear cualquier otra, integral o normal.







.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Cookies de plátano y coco

Hacía tiempo que no preparaba galletas y la tarde del domingo fue idónea para encender el horno y prepararlas en un visto y no visto. Así empezamos el lunes con un rico desayuno, que ayuda y mucho, a sobrellevar mejor la semana.
 
Utilicé unos plátanos que estaban bastante maduros y muertos de risa en el frutero, de ésos que todos los vemos pero nadie quiere comérselos. Para estas galletas son ideales que estén en ese punto de maduración dando una humedad y una textura más bien abizcochada.
 
 



Ingredientes
 
2 plátanos maduros
175 gr de harina
125 gr de azúcar
75 gr de mantequilla
150 gr de chips de chocolate
2 cucharadas de coco rallado
1 cucharadita de levadura
Zumo de 1/2 limón
1 pizca de sal
 
 
Preparación
 
En un bol mezclamos la mantequilla en textura pomada junto con el azúcar y cuando empiece a blanquear añadimos los plátanos machacados, el zumo de limón y el coco.
 
En un bol aparte, mezclamos la harina, la levadura y la sal y la añadimos a la mezcla anterior tamizada. Cuando todos los ingredientes estén integrados, añadimos las chips de chocolate.
 
Sobre una bandeja de horno protegida con papel sulfurizado, hacemos montoncitos con la masa separados entre sí ya que durante el horneado se expandirán.
 
Horneamos a 180ºC durante 10 minutos o hasta que la superficie empiece a dorarse ligeramente.
 
Retiramos sobre una rejilla y las dejamos enfriar antes de su consumo.
 
 
NOTA: se conservan perfectamente durante unos días en una lata herméticamente cerrada.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 .


jueves, 5 de noviembre de 2015

Pizza rústica de centeno con tomatitos y mozzarella

El fin de semana está al caer, así que vamos preparando las masas caseras de las pizzas y a disfrutar!

Esta vez cambié la harina común por una integral de centeno para darle un aspecto más rústico y un intenso sabor. Es tan sencilla que no hace falta ni amasar, el reposo lo hará todo.

Receta de Ibán Yarza de su libro "Pan casero"





Ingredientes

100 gr de harina de trigo
160 gr de harina integral de centeno
220 ml de agua
10 ml de aceite
3 gr de levadura fresca
5 gr de sal

2 bolas de mozzarella
Albahaca fresca


Preparación

Uno o dos días antes de hacer la pizza preparamos la masa. Como no tenemos que amasar, la dejaremos reposando en la nevera y el tiempo de reposo hará el trabajo por nosotros.

Para ello, mezclamos los dos tipos de harina junto con la sal en un bol y hacemos un hueco en el centro. Disolvemos la levadura en el agua y la vertemos en el hueco junto con el aceite. Mezclamos para que los ingredientes se integren hasta conseguir una masa pegajosa. Dejamos reposar 15 minutos en el bol.

Pasado este tiempo, volcamos la masa sobre la mesa de trabajo ligeramente enharinada y la plegamos sobre sí misma unas tres o cuatro veces. Dividimos la masa en dos partes y las disponemos en dos bols separados previamente untados con un poco de aceite. Dejamos reposar la masa en la nevera durante uno, dos o tres días, según cuando queramos hacer las pizzas.

El día de hacer la pizza, disponemos la masa sobre un papel de horno y con delicadeza le damos forma con las yemas de los dedos hasta conseguir una masa fina del tamaño deseado.

Precalentamos el horno a 250ºC durante unos 20 minutos como mínimo para que cuando introduzcamos la pizza esté a máxima potencia.

Repartimos la salsa de tomate sobre la masa de la pizza y la introducimos directamente sobre la base del horno durante 2 o 3 minutos. Este paso hará que la masa reciba un golpe de calor quedando una base muy crujiente antes de acabar de completarla con el resto de ingredientes.

Retiramos la pizza del horno y repartimos los cherry confitados y la mozzarella por encima. Volvemos a introducirla en el horno sobre una bandeja precalentada debajo del grill y dejamos otros 2 o 3 minutos.

Servimos inmediatamente con unas hojas de albahaca fresca por encima.


NOTA: podemos hacer más cantidad de masa, dividirla en porciones y congelarla para cuando queramos hacer una pizza.
La harina integral de centeno da un aspecto más rústico y un intenso aroma pero podemos jugar con mezclas de varias harinas como espelta, kamut...











.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Sopa china con fideos de arroz


Con el temporal que tenemos estos días, bien apetecen sopas y caldos calientes para reconfortarnos. En casa durante el otoño-invierno éstas suelen ser nuestras cenas y nos encantan todas, por lo que suelo hacerlas variadas y probando otras nuevas.

Tratándose de una sopa china no podía encontrar mejor receta que en Chez Silvia, tiene muy buenas recetas orientales y ésta no podía ser menos.




Ingredientes

1 carcasa de pollo
2 o 3 alitas
1 hueso de ternera
1 rama de apio
1 zanahoria
1 puerro
1/2 cebolla
2 clavos

Para la sopa
1,5 litros de caldo
Setas chinas variadas (shiitake, enokitake, shimeji, nameko...)
1 cucharadita de jengibre rallado
75 ml de salsa de soja 
1/2 puerro
1 zanahoria
Parte verde de una cebolleta
Fideos de arroz


Preparación

Empezamos preparando el caldo con antelación. Ponemos en una olla tanto la carcasa, el pollo y el hueso de ternera como todas las verduras y cubrimos de agua. Dejamos hervir a fuego medio durante una hora mientras vamos espumeando de vez en cuando. Pasado este tiempo, colamos el caldo y reservamos.

Para la sopa, cortamos la zanahoria y el puerro en bastoncitos, el tallo de la cebolleta en diagonal y las setas troceadas. Ponemos el caldo a hervir junto con la salsa de soja y el jengibre. Agregamos las setas y todas las verduras y dejamos cocer unos 2 minutos.

A continuación, añadimos los fideos de arroz y una vez estén blandos, retiramos del fuego y servimos.


NOTA: si tenemos el caldo preparado con antelación, la sopa se prepara en un suspiro.









.

jueves, 29 de octubre de 2015

Vasitos de crema de castañas con nata

En casa la castañada la celebramos de forma tradicional comiendo castañas asadas, panellets y boniatos. Y como estamos a vísperas de esta celebración, el postre de hoy es a base de castañas.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
600 ml de leche
3 huevos
3 cucharadas de crema de castañas
40 gr de azúcar
15 gr de maicena
 
400 ml de nata (35% M.G)
40 gr de azúcar
 
 
Preparación
 
Vertemos 500 ml de leche en el vaso de la themomix junto con los huevos, la crema de castañas, el azúcar, el cacao en polvo y la maicena. Programamos 6 minutos a 90ºC  y velocidad 4.
 
A continuación, añadimos los 100 ml de leche restantes y programamos 2 minutos más a la misma temperatura y velocidad.
 
Vertemos la crema de castañas en vasos individuales hasta la mitad y dejamos reposar en la nevera un mínimo de 4 horas, mejor prepararlo de víspera.
 
Una vez la crema haya cuajado, montamos la nata junto el azúcar en la thermomix con la mariposa hasta que esté completamente montada.
 
Metemos la nata en una manga y acabamos de rellenar los vasitos. Espolvoreamos con cacao en polvo por encima.
 
 

 

 

 
 


.

lunes, 26 de octubre de 2015

Tomates cherry confitados

Estos tomates cherry confitados son puro vicio! Los podemos hacer en gran cantidad y conservarlos en botes herméticos para tenerlos listos en cualquier momento. Quedan muy bien en ensaladas, tartas saladas, bruschettas, como guarnición... Yo los empleé en una pizza que pronto verá la luz.
 
 
 
 
Ingredientes
 
1 kg de tomates cherry de diferentes colores
2 cucharadas de azúcar moreno
2 cucharadas de vinagre balsámico de Modena
2 cucharadas de salsa de soja
1 cucharada de aceite
Salvia fresca
Romero fresco
Sal y pimienta
 
 
Preparación
 
Lavamos los tomates y los disponemos en una bandeja apta para el horno. Los aderezamos con el azúcar, el vinagre balsámico, la salsa de soja, el aceite, la sal y pimienta y las hojas frescas. Mezclamos para que todos los tomates se impregnen bien de la marinada.
 
Horneamos a 160ºC durante unos 30-40 minutos o hasta que los tomates estén confitados y hayan soltado parte de su jugo. El tiempo dependerá del tamaño de los tomates.
 
Pasado este tiempo los guardamos en botes herméticos junto con la marinada y el jugo que hayan soltado. Los guardamos en la nevera para cualquier receta.
 
 
NOTA: Podemos utilizar otras hierbas frescas como albahaca, orégano... al gusto. Podemos sustituir los cherry por tomates de mayor tamaño, en este caso, hay que aumentar el tiempo de horneado dependiendo del tamaño. La marinada sobrante nos servirá para aliñar ensaladas y hacer vinagretas.
 
 
 







.

jueves, 22 de octubre de 2015

Calabacines luna rellenos de arroz marroquí

Hay temporadas en las que algunos ingredientes se ponen de moda y los vemos repetidamente en diferentes blogs sin cesar. Los vemos atractivos y nos enamoramos de ellos, los queremos, ansiamos probarlos e introducirlos en nuestras cocinas pero por mucho que los busquemos se resisten sin éxito hasta que nos olvidamos de ellos y es cuando de repente y sin buscarlos los encontramos tan bien expuestos como si ellos vinieran a nosotros.

Eso es lo que me pasó con estos calabacines luna. Los veía por todas partes pero no lograba dar con ellos hasta que un día, sin esperarlos, me hice con ellos.





Ingredientes

4 calabacines luna
300 gr de arroz basmati
1 cebolleta
2 dientes de ajo
1 zanahoria
2 cucharadas de piñones
2 cucharadas de pasas de corinto
1 cucharadita de pimentón
1/2 cucharadita de mezcla de pimientas
1/2 cucharadita de comino
1/2 cucharadita de jengibre
1/2 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de cilantro
Pan rallado
Sésamo tostado


Preparación

En un bol mezclamos todas las especias y reservamos.

Lavamos los calabacines, le cortamos el rabito por la parte superior y los vaciamos con un sacabolas con cuidado de no romperlos. Los cocinamos al vapor durante 5-7 minutos hasta que estén ligeramente al dente pero mantengan su forma. Reservamos.

Hervimos el arroz en una olla con abundante agua salada hasta que esté en su punto. Colamos y reservamos.

En una sartén con un chorrito de aceite, pochamos tanto la cebolla como el ajo en brumoise hasta que estén transparentes. A continuación, añadimos la zanahoria también cortada en brumoise, los piñones y las pasas y salteamos. Una vez estén las verduras en su punto, agregamos la mezcla de especias y el arroz cocido y salteamos todo junto durante unos minutos.

Rellenamos los calabacines con el arroz. Espolvoreamos por encima con el pan rallado y el sésamo tostado y gratinamos a 200ºC hasta que la superficie esté dorada.


NOTA: esta vez no he añadido la carne del calabacín, se puede reservar para otras recetas como una crema, pisto...
Si sobra arroz se puede guardar perfectamente en la nevera y dura varios días.













.

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18