jueves, 25 de enero de 2018

Manzanas al horno rellenas de nueces pacanas

Con la llegada del invierno apetece preparar recetas de esas que reconfortan y que se disfrutan mientras las preparas y luego al degustarlas, sin prisas.

Y es que podemos hacer un rico postre con pocos ingredientes, humildes y de los que suelen estar presenten en cualquier casa. En este caso la protagonista es la manzana, me chiflan los postres con esta fruta, así que vamos a darle un homenaje. Unas manzanas asadas y rellenas de nueces pacanas, que mientras se hornean dejan un aroma caramelizado por toda la casa.

Con esta receta participo en el concurso organizado por Claudia & Julia y con la colaboración de Emile Henry.




Ingredientes

4 manzanas Golden
75 gr de nueces pacanas
1 cucharada de almendras laminadas
1 cucharada de panela (azúcar integral de caña)
1 cucharada de sirope de ágave
1 cucharada de mezcla de especias para manzanas (canela, nuez moscada, jengibre, clavo)
4 cuadraditos de mantequilla 


Preparación

Lavamos y descorazonamos las manzanas con ayuda de un descorazonador o bien con un cuchillo de manera que podamos retirar el corazón sin que se rompa la manzana. 

En un bol, mezclamos las nueces pacanas toscamente picadas junto con las almendras laminadas, la mezcla de especias, el azúcar y el sirope de ágave.

Disponemos las manzanas en una fuente apta para el horno y las rellenamos bien con la mezcla anterior. Encima de cada manzana disponemos un cuadradito de mantequilla que con el calor se derretirá y dará un sabor caramelizado al conjunto.

En la fuente añadimos medio vaso de agua para que con la cocción se produzca vapor y las manzanas queden perfectamente cocidas.

Horneamos a 170ºC durante 45-50 minutos o hasta que con un palillo comprobemos que están tiernas. 

Las podemos servir tanto templadas como frías.


NOTA: si se desea se pueden acompañar con helado, crema inglesa... al gusto. 
Es preferible asarlas a temperatura media durante más tiempo para evitar que las manzanas que abran y pierdan la forma.










.

lunes, 22 de enero de 2018

Pancakes de chocolate negro con nata y kumquats

Empezamos la semana con energía y como a nadie le amarga un dulce aquí tenemos unos pancakes de chocolate puramente pecaminosos, acompañados de nata ligeramente montada y mermelada de kumquats.

Quién se apunta al desayuno?




Ingredientes

130 gr de harina
40 gr de azúcar panela (azúcar morena de caña)
2 huevos
250 ml de leche
30 gr de mantequilla
80 gr de chocolate negro Valor
25 gr de cacao en polvo Valor
1 pizca de sal
200 ml de nata (35% M.G)


Preparación 

Fundimos el chocolate negro junto con la mantequilla en el microondas en intervalos cortos. Reservamos.

En un bol grande, mezclamos los huevos junto con la panela y batimos con las varillas eléctricas hasta que la mezcla espese ligeramente. A continuación, vertemos la leche, el chocolate negro previamente fundido con la mantequilla y mezclamos.

Incorporamos la harina tamizada junto con la sal y el cacao en polvo. Mezclamos hasta integrar y conseguir una mezcla homogénea.

Pincelamos una sartén con un poco de aceite y vertemos un par de cucharadas de la mezcla. Dejamos cocer por un lado hasta que empiecen a salir burbujitas, le damos la vuelta y cocinamos. Retiramos y reservamos en un plato tapados con un paño.

Procedemos de igual forma hasta acabar con la masa.

Montamos la nata ligeramente con las varillas eléctricas, añadimos media cucharada de azúcar (al gusto)

Colocamos un pancake sobre el plato de presentación, añadimos una cucharada de nata y un poco de mermelada. Tapamos con otro pancake y procedemos de igual forma. Podemos poner más o menos pancakes y capas de nata y mermelada, al gusto.

Espolvoreamos con cacao en polvo por encima y servimos templados.


NOTA: si sobran pancakes se pueden congelar perfectamente envueltos individualmente con film y en una bolsa con zip. A la hora de consumir dejamos descongelar y calentamos en la tostadora o en la plancha unos segundos.

Se pueden servir con yogur natural, mermeladas de otros sabores, frutas...







.

jueves, 18 de enero de 2018

Gratén de coliflor y brócoli con chistorra

Con el frío que hace estos días lo que apetece es comer platos contundentes, eso que los ingleses le llaman "Comfort Food" es decir, comida confortable que hace hogar y que preparamos con mimo en dos pasos, primero hacemos las verduras y luego gratinamos en el horno.

Quién se apunta a este gratén de coliflor y brócoli con chistorra?




Ingredientes

1 coliflor pequeña
1 brócoli
1 chistorra
Queso rallado tipo Edam
1 cucharada de pan rallado
300 ml de leche
30 gr de harina
15 gr de mantequilla
1 cucharada de aceite
Nuez moscada
Sal 
Pimienta


Preparación

Lavamos y cortamos tanto la coliflor como el brócoli a ramilletes. Los cocemos al vapor durante unos 15 minutos hasta que estén al dente. Reservamos.

En un cazo preparamos la bechamel. Ponemos tanto el aceite como la mantequilla hasta que ésta se derrita. Añadimos la harina y cocinamos para evitar que sepa a cruda. Vertemos poco a poco la leche tíbia y movemos continuamente con unas varillas. Cocinamos la salsa a fuego medio hasta que espese ligeramente. Salpimentamos y rallamos la nuez moscada al gusto. 

Debe quedar una bechamel ligera para cubrir bien las verduras.

Disponemos las verduras en una fuente apta para el horno, en mi caso la sartén Skillet de Le Creuset. Napamos bien con la bechamel, troceamos la chistorra y se la añadimos por encima. Cubrimos toda la superficie con el queso rallado y espolvoreamos el pan rallado para que quede una capa crujiente.

Gratinamos a 200ºC hasta que la superficie quede dorada.

Thermomix
Para preparar la bechamel en la thermomix, vertemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 7 minutos a temperatura 90ºC y velocidad 4.










.

lunes, 8 de enero de 2018

Cogollos de lechuga con aderezo Green Goddess

Las ensaladas frescas apetecen durante todo el año, por lo menos a mi, y si vamos variando los tipos de lechugas, brotes y diferentes hojas serán mucho más atractivas y divertidas de comer.

Ésta va acompañada de crujiente de jamón y un aderezo de los más acertado. Tanto si os gusta como si no el aguacate, esta salsa diferente os sorprenderá por su sutil sabor y cremosidad.




Ingredientes

3 cogollos de lechuga
4 lonchas de jamón  
1/2 aguacate
2 chacharadas de mayonesa
1/4 de cebolleta
Sal
Pimienta
Aceite de oliva
Germinados de alfalfa


Preparación

Para el aderezo, disponemos tanto el aguacate a dados como la cebolleta en el vaso batidor junto con la mayonesa. Salpimentamos al gusto y trituramos bien hasta conseguir una salsa fina. Podemos aligerarla con un poquito de agua si estuviera muy espesa, al gusto.

Para el crujiente de jamón, disponemos las lochas sobre un plato plano con papel absorbente y ponemos otro plato del mismo tamaño encima para hacer presión. Metemos en el microondas 30 segundos y cuando el jamón se enfríe quedará crujiente. Reservamos.

Cortamos los cogollos en cuatro cuartos cada uno. Los disponemos en la bandeja o plato para servir. Añadimos el crujiente de jamón en trozos irregulares de manera aleatoria y salseamos con el aderezo de aguacate. Decoramos con los germinados de alfalfa.



Receta: Revista "El placer de cocinar"



 .

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18